4 cien mil kilos de oro de Ofir y doscientos treinta mil kilos de plataa finísima, para recubrir las paredes de los edificios,