32 Algunos de sus parientes coatitas preparaban el pan consagrado para cada sábado.