5 En cambio, el amor de Dios se manifiesta plenamentea en la vida del que obedece su palabra. De este modo sabemos que estamos unidos a él: