15 Que ninguno tenga que sufrir por asesino, ladrón o delincuente, ni siquiera por entrometido.