45 En cambio, yo seré bendecido, y el trono de David permanecerá firme para siempre en presencia del SEÑOR.