Un profeta condena a Acab

35 En obediencia a la palabra del SEÑOR, un miembro de la comunidad de profetas le dijo a otro:—¡Golpéame!Pero aquel se negó a hacerlo.