36 Entonces el profeta dijo:—Por cuanto no has obedecido al SEÑOR, tan pronto como nos separemos te matará un león.Y después de que el profeta se fue, un león le salió al paso y lo mató.