12 Como Ana estuvo orando largo rato ante el SEÑOR, Elí se fijó en su boca.