22 de modo que volvieron a consultar al SEÑOR:—¿Ha venido aquí ese hombre?—Sí —respondió el SEÑOR—, pero se ha escondido entre el equipaje.