33 Pero Samuel le dijo:—Ya que tu espada dejó a tantas mujeres sin hijos, también sin su hijo se quedará tu madre.Y allí en Guilgal, en presencia del SEÑOR, Samuel descuartizó a Agag.