4 y estos le dijeron:—En verdad, hoy se cumple la promesa que te hizo el SEÑOR cuando te dijo: “Yo pondré a tu enemigo en tus manos, para que hagas con él lo que mejor te parezca”.David se levantó y, sin hacer ruido, cortó el borde del manto de Saúl.