22 David respondió:—Su Majestad, aquí está su lanza. Mande usted a uno de sus criados a recogerla.