6 Pero una vez más el SEÑOR lo llamó:—¡Samuel!Él se levantó, fue adonde estaba Elí y le dijo:—Aquí estoy; ¿para qué me llamó usted?—Hijo mío —respondió Elí—, yo no te he llamado. Vuelve a acostarte.