18 David pudo recobrar todo lo que los amalecitas se habían robado, y también rescató a sus dos esposas.