12 Después Samuel tomó una piedra, la colocó entre Mizpa y Sen, y la llamó Ebenezer,a «El Señor no ha dejado de ayudarnos».