8 Partiendo de ustedes, el mensaje del Señor se ha proclamado no solo en Macedonia y en Acaya sino en todo lugar; a tal punto se ha divulgado su fe en Dios que ya no es necesario que nosotros digamos nada.