7 Porque nada trajimos a este mundo, y nada podemos llevarnos.