8 Tres veces le rogué al Señor que me la quitara;