15 Porque para Dios nosotros somos el aroma de Cristo entre los que se salvan y entre los que se pierden.