2 Porque si yo los entristezco, ¿quién me brindará alegría sino aquel a quien yo haya entristecido?