21 Al que no cometió pecado alguno, por nosotros Dios lo trató como pecador,a para que en él recibiéramosb la justicia de Dios.