21 porque procuramos hacer lo correcto, no solo delante del Señor sino también delante de los demás.