21 El rey Uzías se quedó leproso hasta el día de su muerte. Tuvo que vivir aislado en su casa,a y le prohibieron entrar en el templo del SEÑOR. Su hijo Jotán quedó a cargo del palacio y del gobierno del país.