35 Se ofrecieron muchos holocaustos, además de la grasa de los sacrificios de comunión y de las libaciones para cada holocausto.Así fue como se restableció el culto en el templo del SEÑOR.