8 Arma en mano, rodeen por completo al rey; y si alguien se atreve a penetrar las filas,a mátenlo. ¡No dejen solo al rey, vaya donde vaya!»