8 Ezequías le había preguntado al profeta:—¿Qué señal recibiré de que el SEÑOR me sanará, y de que en tres días podré subir a su templo?