1 Eliseo contestó:—Oigan la palabra del SEÑOR, que dice así: “Mañana a estas horas, a la entrada de Samaria, podrá comprarse una medidaa de flor de harina con una sola moneda de plata,b y hasta una doble medida de cebada por el mismo precio”.