27 Cuando Ocozías, rey de Judá, vio lo que pasaba, huyó en dirección a Bet Hagán.a Pero Jehú lo persiguió, y ordenó:—¡Mátenlo a él también!Y lo hirieronb en su carro cuando iba por la cuesta de Gur, cerca de Ibleam, pero logró escapar y llegar a Meguido. Allí murió.