16 David se puso a rogar a Dios por él; ayunaba y pasaba las noches tirado en el suelo.