12 Pero ella exclamó:—¡No, hermano mío! No me humilles, que esto no se hace en Israel. ¡No cometas esta infamia!