20 Entonces su hermano Absalón le dijo:—¡Así que tu hermano Amnón ha estado contigo! Pues bien, hermana mía, cálmate y no digas nada. Toma en cuenta que es tu hermano.Desolada, Tamar se quedó a vivir en casa de su hermano Absalón.