20 Al pasar los soldados de Absalón por la casa, le preguntaron a la mujer:—¿Dónde están Jonatán y Ajimaz?—Cruzaron el ríoa —respondió ella.Los soldados salieron en busca de ellos, pero como no pudieron encontrarlos, regresaron a Jerusalén.