16 una astuta mujer de la ciudad les gritó:—¡Escúchenme! ¡Escúchenme! Díganle a Joab que venga acá para que yo pueda hablar con él.