8 y, al llegar a Hebrón, le entregaron a David la cabeza de Isboset, diciendo:—Mire, Su Majestad: aquí le traemos la cabeza de Isboset, hijo de su enemigo Saúl, que intentó matarlo a usted. El SEÑOR ha vengado hoy a Su Majestad por lo que Saúl y su descendencia le hicieron.