24 ¡Pero que fluya el derecho como las aguas,y la justicia como arroyo inagotable!