6 El que tenga oídos, que oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.