4 No bien los he dejado,cuando encuentro al amor de mi vida.Lo abrazo y, sin soltarlo,lo llevo a la casa de mi madre,a la alcoba donde ella me concibió.