8 Yo les ruego, mujeres de Jerusalén,que si encuentran a mi amado,¡le digan que estoy enferma de amor!