El amado

4 Yo les ruego, mujeres de Jerusalén,que no desvelen ni molesten a mi amada,hasta que ella quiera despertar.