11 y me dijo: “Levántate, Daniel, pues he sido enviado a verte. Tú eres muy apreciado, así que presta atención a lo que voy a decirte”.»En cuanto aquel hombre me habló, tembloroso me puse de pie.