13 «El SEÑOR ordenó: “¡En marcha! ¡Crucen el arroyo Zéred!” Y así lo hicimos.