3 “Dejen ya de andar rondando por estas montañas, y diríjanse al norte.