18 ¡Desertaste de la Roca que te engendró!¡Olvidaste al Dios que te dio vida!