11 Bendice, SEÑOR, sus logrosy acepta la obra de sus manos.Destruye el poder de sus adversarios;¡que nunca más se levanten sus enemigos!»