17 ¡Dichoso el país cuyo rey es un noble,y cuyos príncipes comen cuando es debido,para reponerse y no para embriagarse!