17 para que por fe Cristo habite en sus corazones. Y pido que, arraigados y cimentados en amor,