26 para hacerla santa. Él la purificó, lavándola con agua mediante la palabra,