11 Ese mismo día, al enterarse el rey del número de muertos en la ciudadela de Susa,