28 »No blasfemes nunca contra Dios,a ni maldigas al jefe de tu pueblo.