8 Moisés tomó la sangre, roció al pueblo con ella y dijo:—Esta es la sangre del pacto que, con base en estas palabras, el SEÑOR ha hecho con ustedes.